Atención al cliente

Lun - Vie 8:00 a 19:00h

Teléfono

+ 34 973 989 110

Email

info@ribeplac.com

Toma nota de lo que necesitas para cambiar tu antigua bañera por un plato de ducha

En la actualidad, el cambio de la bañera por el plato de ducha es una de las reformas de baños más solicitadas. Esto se debe a los numerosos beneficios que tiene para tu hogar. A largo plazo, es una apuesta por la seguridad. Ten en cuenta que la reforma de un baño dura mucho tiempo. Durante ese período, tus seres queridos y tú envejeceréis e incluso podéis tener algún accidente puntual que os impida levantar las piernas de forma segura para introduciros en la bañera. Por eso, los clientes no paran de quitar las bañeras para instalar duchas.

¿Qué necesitas para hacer un cambio de bañera por ducha?

Los cambios de bañeras por duchas son las peticiones más comunes en las remodelaciones de baños. Si te quieres unir a esta tendencia, has de saber que los requisitos son pocos. Si te entraba una bañera, vas a tener espacio de sobra para un plato de ducha de las dimensiones que desees. Por lo general, se eligen duchas amplias donde es posible incluso meter una silla en caso de necesidad. Además, si hay que bañar a niños, podrás introducir dentro del plato una bañera plástica.

Por otra parte, no debemos olvidar que las duchas ocupan menos espacio. Sin modificar la estructura y las dimensiones de nuestro baño, vamos a poder disfrutar de una sensación de mayor amplitud. Esto nos va a aportar comodidad y también nos va a permitir tener las cosas mejor ordenadas. Por ejemplo, podremos movernos mejor incluso cuando los cajones de los muebles estén abiertos, contar con más toalleros disponibles con toallas limpias para todos los convivientes, etc. Sin duda, es una opción cómoda y diáfana para baños.

También hemos de tener en cuenta que la reforma del baño con ducha nos va a salir más barata que con bañera. Básicamente porque nos va a permitir ahorrar mucho dinero en la mampara. Hoy en día, casi todo el mundo escoge duchas en el baño. Este factor resulta muy beneficioso, ya que en el mercado existen más modelos con medidas estándares de mamparas de duchas. Esto hace que el precio se abarate mucho debido a la ley de la oferta y la demanda.

¿Cómo puedes hacer que tu baño con ducha destaque?

Hace algunos años, muchos propietarios pensaban que contar con una bañera en sus casas era sinónimo de lujo. Sin embargo, ahora las personas buscan comodidad, practicidad y diseño. Por eso, una ducha es el elemento perfecto para disfrutar de estas tres cosas. En este sentido, es posible combinar de diferentes formas estéticas tu ducha con el resto del baño (complementos, grifería, colores del azulejo, etc.) para conseguir resultados llamativos, elegantes y totalmente personalizados.

Para comenzar, tienes que centrarte en escoger bien los colores. Piensa que el resto de la casa (exceptuando la cocina) tendrá un suelo uniforme (parqué, tarima flotante…). Sin embargo, el baño y la cocina pueden destacar. Si ya has aportado la calidez necesaria en el resto de las estancias con tonos claros, arriésgate con el baño. Hay muchos azulejos para paredes o suelos con diseños llamativos que pueden darle un marcado carácter a tu aseo. Por otro lado, también puedes apostar por un plato de ducha de color.

Cuando ya tengas la decisión tomada acerca de los colores con los que quieres trabajar, comienza a pensar en el resto de aspectos no esenciales. Por ejemplo, si la grifería va a ser de acero inoxidable o en negro, si los tiradores de la mampara quedarán bien con la grifería o si vas a colocar accesorios que combinen entre sí. No olvides que lo más elegante y con mejor resultado en diseño va a ser que todas estas composiciones sean parejas. Es decir, griferías, accesorios y mampara del mismo color y, si es posible, que destaquen sobre los demás elementos.

¿Qué se lleva ahora en los baños?

Si estás buscando ideas y no las encuentras, te recomendamos buscar en catálogos o en internet baños reformados. Seguro que hallas muchas opciones para encajar con tus propios gustos y necesidades. No obstante, a continuación te mostramos una propuesta muy actual, pero que no pasa de moda debido a su sencillez y a su elegancia.

  • Para el suelo: Color oscuro en tono negro o gris.
  • Para la pared: Marmoleado con imitación al mármol blanco con vetas negras.
  • Piezas de baño blancas a conjunto.
  • Grifería, toalleros, accesorios de lavabo y tiradores de mampara en negro, con diseños altos, cuadrados y alargados.

Como has podido comprobar en este artículo, está en tu mano decidir cómo llevar a cabo el cambio de bañera por ducha. Sobre todo, piensa en la comodidad, en el ahorro de espacio y en el coste económico de ambas alternativas. Con los consejos que te acabamos de ofrecer, puedes reformar tu baño para tener una opción nueva, elegante y diáfana.

imagen

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest