Atención al cliente

Lun - Vie 8:00 a 19:00h

Teléfono

+ 34 973 989 110

Email

info@ribeplac.com

Passivhaus o casa pasiva | ¿Qué es?

Passivhaus o casa pasiva

¿Qué es una casa pasiva?

Las casas pasivas o Passivhaus, nacieron en Alemania en 1991 como estándar de construcción sostenible.

En los últimos años, la construcción de este tipo de viviendas se ha ido extendiendo a nivel mundial hasta convertirse en la actualidad en el sistema de construcción sostenible más valorado dentro del sector.

Este estándar de construcción no limita materiales ni arquitectura, sino que se basa en la reducción del consumo de la vivienda con técnicas pasivas.

Los requisitos Passivhaus permiten que hasta el 75% de las necesidades de calefacción y refrigeración sean cubiertas con dichos sistemas pasivos. Lo cual supone un ahorro energético y económico importante. El resto de energía puede ser cubierta fácilmente con energías renovables.

Actualmente, los edificios de nueva construcción, en general, deben de seguir la normativa de una casa pasiva siendo de consumo energético casi nulo (artículo 2: nZEB-nearly Zero Energy Buildings).

Técnicas pasivas o principios básicos del ahorro energético

El límite en la demanda de energía que marca el standard Passivhaus es de 15 kWh/(m²año). Esto significa que el consumo anual por metro cuadrado de la casa debe de ser igual o inferior a esta cifra.

Una casa pasiva es aquella que consigue combinar un elevado grado de confort en el interior de la propia vivienda con un consumo de energía muy bajo y un precio asequible al consumidor que permite amortizar fácilmente la inversión con respecto a una construcción convencional.

Todo esto es posible gracias a los cinco principios que toda vivienda Passivhaus debe tener como básicos y respetar.

Aislamiento térmico

Seguramente el aislamiento térmico es de los factores más importantes y decisorios a lo hora de conseguir un excelente ahorro energético y económico.

Un buen aislamiento envolvente en toda la vivienda o edificio (las paredes exteriores, la cubierta y la solera) va a permitir minimizar las pérdidas de calor en invierno e impedir la entrada de éste en verano.

Un buen aislamiento envolvente continuo puede mejorar la eficiencia energética hasta un 80%, especialmente en invierno impidiendo la transmisión de calor al exterior.

En Ribeplac somos expertos en aislamiento térmico y podemos asesorarte para su instalación en tu vivienda.

Ventanas y puertas de altas prestaciones

Todas las puertas y ventanas de una Passivehaus deben ser de materiales de altas prestaciones que impidan que existan aperturas o huecos por los que exista fuga de energía.

Así pues, las carpinterías deben tener muy baja transmitancia térmica y las ventanas deben ser de doble o triple vidrio, dependiendo del clima y siempre combinadas con carpinterías de altas prestaciones térmicas, rellenas de un gas inerte.

El Passivhaus Institute certifica las ventanas de los fabricantes que demuestran cumplir todos los requisitos con el certificado de casa pasiva. Para conseguirlo, dichas carpinterías deben cumplir ciertos requisitos indispensables:

  • Ventanas fabricadas con vidrios de alta eficiencia (doble o triple vidrio)
  • Colocación de un intercalario caliente o separador eficiente de baja conductividad en las ventanas
  • Cámara entre vidrios optimizada con gases como el Kriptón o el Argón
  • Emplear cámaras y membranas de rotura del puente térmico en el marco de las ventanas
  • Inclusión de protección solar en el vidrio si es necesario según la orientación de la ventana
  • El marco de la ventana debe contar mínimo con 3 juntas de hermeticidad contra la permeabilidad del aire
  • Instalación de membranas precomprimidas para conseguir la estanqueidad al aire

Ausencia de puentes térmicos

Los puentes térmicos son esos puntos de la envolvente de un edificio o de una casa que se evidencia una variación de la uniformidad de la construcción. Es decir, que los materiales se van debilitando debido a los cambios de su composición, el tiempo o al encuentro de distintos elementos constructivos. Estos están definidos en el Código Técnico de la Edificación – CTE.

A parte de esto, es muy necesario cuidar todo el montaje de todos estos elementos, prestando gran atención a la correcta ejecución de uniones, esquinas, juntas y demás componentes de cambio de sección o de forma.

Habitualmente, a través de estas esquinas y uniones se producen pérdidas o ganancias indeseadas y las temperaturas en esas zonas suelen ser inferiores a las del resto de la propia envolvente. Este factor puede llegar a provocar la aparición de hongos o moho.

Un correcto planteamiento de los edificios y casas construidos bajo los estándares de Passivhaus permite eliminar los puentes térmicos y así, eliminar las pérdidas de energía y conseguir un ahorro económico y energético muy considerable.

Hermeticidad al aire

En una casa pasiva, la envolvente debe ser lo más estanca posible para evitar que existan corrientes de aire entre ventanas y que el sistema de ventilación mecánica sea lo más eficiente que se pueda.

Las construcciones convencionales no suelen entrar en este tipo de procesos y acaban siendo viviendas no herméticas. Una mala ejecución de los puentes térmicos puede provocar corrientes de aire a través de las carpinterías, ventanas y puertas. Este factor puede causar un gran malestar a los residentes y generar condensaciones indeseables en el interior de la vivienda.

Para calcular dicha hermeticidad, se crea con un diferencial de presión en la puerta de entrada de la vivienda que mide la diferencia de presión entre el interior y el exterior. Si quieres conseguir el certificado de Passivehaus, el resultado de la prueba debe de ser inferior a 0’6 renovaciones de aire por hora.

Hacer que tu vivienda sea estanca hará que obtengas rápidos beneficios en:

  • Prevención de problemas de humedad
  • Aumento la eficiencia energética
  • Mejora del aislamiento acústico
  • Mejora del confort interior
  • Creación de un ambiente saludable y sin riesgos bacteriológicos

Ventilación mecánica con recuperación del calor

Este requisito es el que garantiza la calidad del aire interior de edificio o la vivienda. Como en los otros casos, la finalidad de este punto es la búsqueda de una mayor eficiencia energética, pero en este caso mediante la minimización de las infiltraciones de aire no deseadas.

Un sistema de ventilación mecánica de alta eficiencia con recuperación de calor va a realizar una renovación continua y controlada del aire interior de la vivienda. Así pues, con esto garantizaremos una óptima calidad del aire interior. Para la recuperación de calor se aprovecha la energía calorífica contenida en el aire que se extrae antes de expulsarlo al exterior.

Estos sistemas, además, incorporan filtros que depuran el aire y evitan la entrada de partículas contaminantes y otros elementos nocivos como el CO2, el radón, el vapor de agua, olores desagradables o componentes orgánicos volátiles.

Conseguir el certificado Passivhaus

Con estos cinco principios no solo podrás obtener el certificado Passivhaus, sino que obtendrás un ahorro económico y energético muy importante al largo del año.

Desde Ribeplac os mostramos cuáles son las condiciones para conseguir una Passivhaus o casa pasiva en un clima mediterráneo como el nuestro:

  • Consumo máximo de energía primaria para calefacción, refrigeración, ACS y electricidad: 120kWh/m2año
  • Demanda máxima de energía útil para refrigeración: 15 kWh/m2 año
  • Demanda máxima de energía útil para calefacción: 15 kWh/m2 año
  • Envolvente exterior del edificio con hermeticidad menor a: 0,6 renovaciones/h (50 Pascales)

Únete al movimiento del ahorro energético y económico de tu hogar para un mundo más sostenible y mayor rentabilidad económica.

Visita nuestro blog para saber más sobre sistemas pasivos (de protección contra incendios) o certificados necesarios para obtener una vivienda o edificio sostenible. Si quieres más información no dudes en consultarnos.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest