Atención al cliente

Lun - Vie 8:00 a 19:00h

Teléfono

+ 34 973 989 110

Email

info@ribeplac.com

Guía de sistemas de protección contra incendios

Todo lo que debes saber sobre la protección contra incendios

Señal luminiscente
Sistema de señalización luminiscente
  1. Protección pasiva, ¿Qué es?
  2. Instalación de sistemas de protección contra incendios
  3. Protege tu hogar
  4. Formas de protección pasiva
  5. Normativa vigente contra incendios
  6. Recuerda que…

Protección pasiva, ¿Qué es?

La protección pasiva contra incendios son esas técnicas, sistemas y materiales especiales expresamente diseñados para:

  1. La prevención de incendios (ignifugación de los materiales)
  2. Su propagación (compartimentación, cerramientos y sellados)
  3. La protección estructural del edificio
  4. Facilitación de evacuación de las personas
  5. Facilitar la extinción del incendio

Todas las medidas que se llevan a cabo dentro de los métodos de protección pasiva de incendios están diseñadas para:

  • Evitar la propagación de las llamas
  • Detener la progresión de los humos 
  • Mantener en óptimas condiciones los elementos estructurales
  • Facilitar la evacuación y extinción de las llamas
  • Contener la temperatura y sus efectos en el área del incendio

Instalación de sistemas de protección contra incendios

Es de vital importancia tener en cuenta que los sistemas pasivos contra incendios deben ser instalados con materiales altamente especializados, maquinaria específica y por profesionales del sector para su correcto funcionamiento y garantía normativa legal.

En Ribeplac somos especialistas en instalación de sistemas de protección pasiva contra incendios atendiendo a la normativa vigente de protección contra incendios. Asimismo, acreditamos la eficacia y resistencia de los materiales cuidadosamente seleccionados, las técnicas y el trabajo de nuestros profesionales cualificados.

Protege tu hogar

Cada año se producen, sólo en España, una media de 18.000 incendios en viviendas. La mayoría ocurridos en horario nocturno. Los puntos de ignición más habituales suelen ser: sistemas de electricidad, calefactores y conductas humanas con el uso de velas o cigarrillos entre otros.  

Teniendo en cuenta que en nuestras casas estamos rodeados de una gran cantidad de materiales y artículos que arden con facilidad como muebles, textiles, pinturas, plásticos o papeles, es importante crear un espacio en el que la propagación del fuego se vea minimizada al máximo y la estructura del edificio quede intacta al paso del fuego hasta su extinción. 

Hemos de considerar los sistemas pasivos de protección contra incendios, un recurso esencial para la conservación eficaz y segura de nuestros bienes, seres queridos y estilo de vida.

Formas de protección pasiva

Protección estructural

Los sistemas de protección estructural contra incendios están formados por aquellos productos que revisten la viga o el pilar.

Gracias a estos, evitamos que las altas temperaturas del incendio debiliten su estructura, retrasando o previniendo así su colapso.

Estos productos altamente especializados se aplican en estructuras de acero, hormigón y madera.

Cómo se aplican:

  • Morteros: Se prepara debidamente el soporte y se aplican con una pistola a proyección
  • Pinturas: Se limpia cuidadosamente la superficie y pinta con brocha, rodillo o pistola airless
  • Barnices: Aplicado directamente sobre la superficie mediante una brocha, rodillo o pistola
  • Placas: Se fijan al soporte mediante tornillos, clavos o pastas adhesivas

Compartimentación

Cerramientos

Consisten en divisiones resistentes al fuego como tabiques o trasdosados que permiten establecer una barrera eficaz entre las llamas y el resto del edificio, impidiendo la propagación del incendio a otras áreas.

Deben estar especialmente bien sellados para que su función separadora sea totalmente eficaz.

Particiones y trasdosados

· Con Placa de Fibrosilicatos: Muy adecuado para cerramientos locales de alto riesgo en los que se requiere un elevado grado de resistencia al fuego. Con este tipo de solución es posible instalar puertas cortafuegos y se consigue una resistencia al fuego de entre 30 y 180 minutos.

· Con mortero: Este tipo de solución se realiza en un elemento de compartimentación entre diferentes sectores para protección de paredes de obra o trasdosado de chapa. Con el mortero aumenta su resistencia al fuego entre 30 y 240 minutos.

Su instalación con chapa se realiza previa colocación de una malla metálica.

Se caracteriza por su rapidez de instalación, un acabado rugoso, su resistencia a la tracción mecánica. Una vez instalado se puede pintar.

Franjas cortafuego

· Con paneles de Lana de Roca: Este sistema cortafuegos consta de paneles sujetos con soportes metálicos galvanizados a las correas de la cubierta o bien fijados directamente a la pared, consiguiendo así un sistema cortafuegos independiente de la cubierta.

Se caracterizan por una instalación rápida, su peso ligero y adaptabilidad al entorno y una gran resistencia al fuego. Estas franjas permiten una resistencia a las llamas de entre 30 y 120 minutos.

· Con Placa de Yeso: Estos paneles son sometidos a un tratamiento de impregnación para conseguir una mayor resistencia al fuego. Su instalación puede realizarse anclando mediante sistemas de fijación de la pared para conseguir un sistema cortafuegos independiente de la cubierta, o bien integrando la placa en esta mediante soportes metálicos galvanizados.

Caracterizado por un acabado liso y estético que puede pintarse o decorarse y su fácil instalación. La resistencia al fuego de este tipo de placas es máxima.

· Con Mortero: Para la instalación de este tipo de franjas se requiere una previa colocación de una malla metálica y posteriormente se aplica el mortero mediante una máquina neumática sobre el soporte. Esta franja se sujeta con soportes metálicos galvanizados a las correas de la cubierta para obtener una franja totalmente integrada, o bien anclada mediante sistemas de fijación a la pared, consiguiendo así un sistema independiente de la cubierta.

Se caracteriza por ser una solución altamente eficaz para no sobrecargar la estructura dada su densidad tras su aplicación y su gran resistencia al fuego. Tiene un acabado rugoso.

Conductos de ventilación

· Con Panel de Lana Roca: Dependiendo de la posición del conducto (vertical o horizontal), este tipo de panel estará protegido con espesores de placa distintos.

Sus características principales residen en su facilidad de montaje y unas excelentes prestaciones de protección y adaptabilidad al conducto.

· Con Placa de Fibrosilicato: Este tipo de paneles son sometidos a un riguroso tratamiento a altas temperaturas que les confiere una excelente protección contra el fuego.

Las placas de fibrosilicato son la elección más común gracias a su gran comportamiento a la tracción mecánica y a la increíble protección que confieren tanto de interior a exterior como viceversa.

Se caracterizan por un acabado liso y estético que puede pintarse y decorarse y su posibilidad de fabricación sin necesidad de montaje de un conducto de chapa. 

Falsos techos y forjados

· Falsos techos con placa: Este tipo de sistemas de alta resistencia al fuego permiten establecer una barrera compartimentadora eficaz entre el fuego y los elementos a proteger e impiden su propagación a otras áreas del recinto.

Generalmente este tipo de falsos techos se usan para sectorizar incendios o proteger la estructura o las instalaciones que discurren por encima.

· Protección de forjados con Mortero: Estos sistemas proyectados aportan un alto grado de protección a forjados (hormigón y hormigón/chapa) aumentando considerablemente el grado de resistencia al fuego conveniente a la norma vigente.

Sellado de penetraciones

Soluciones utilizadas para la sectorización y compartimentación del fuego y el humo previniendo con un sellado estanco su propagación. Estas formas de protección pasiva contra incendios evitan que los gases inflamables, llamas y las altas temperaturas pasen de una parte a otra del edificio a través de los conductos de paso entre los muros de las instalaciones.

Puertas Cortafuegos

Estas puertas actúan de barrera ante el fuego retrasando el avance del incendio y compartimentando las estancias. 

Las puertas cortafuegos deben cerrarse siempre autónomamente tras cada apertura o al ser liberadas por el electroimán que retiene la puerta abierta.

Sistemas contra incendios de tratamiento ignífugo

El proceso de tratamiento ignífugo incorpora de forma permanente un aditivo ignifugante a un material inflamable con el fin de mejorar su reacción ante el fuego. El tratamiento ignífugo evita el inicio del fuego.

Puede usarse en:

  • Maderas
  • Téxtiles
  • Plásticos

Control de humos

El factor más peligroso (y de rápida propagación) para la integridad de las personas en un incendio son los gases de combustión y el humo liberados. Por ese motivo es primordial garantizar la evacuación de los ocupantes y colaborar con la la integridad estructural del edificio y sus bienes con un sistema adecuado en la construcción del edificio.

Sistemas de contención

Sirven para localizar el humo y el calor en un mismo sitio y evitar su propagación hacia otras estancias.

  • Barrera o cortina Parallamas
  • Barrera Fija
  • Barrera Móvil

Sistemas de evacuación de humos y control de temperatura

Los sistemas de evacuación de humos y control de temperatura son formas de protección pasiva contra incendios muy importantes para en control diario y la evacuación. Debemos tener en cuenta que uno de los elementos más peligrosos en un incendio es el humo. Un buen sistema de evacuación puede salvar muchas vidas.

Estos equipos permiten mantener unos niveles controlados de humo y temperatura y extraen gases y humos de un edificio.

  • Extracción forzada de humos
  • Aireador de lamas
  • Aireador de lamas con ventilación en caso de lluvia
  • Extracción de cubierta

Señalización luminiscente

Estos sistemas están pensados especialmente para edificios de trabajo.

Su principal función es la de facilitar la evacuación eficaz aún en ausencia total de luz, indicando los diferentes elementos como salidas, recorridos de evacuación, elementos de salvamento y medios de extinción de incendios.

Sistemas de protección pasiva

Ignifugantes

Estos sistemas de protección pasiva contra incendios son de vital importancia en edificios con gran cantidad de madera.

Los ignifugantes son aditivos que se aplican directamente sobre la madera con el fin de mejorar su reacción ante el fuego, retardar la aparición de gases combustibles y ayudar en una evacuación eficaz y/o prevención de incendios.

Proyección de mortero ingnífugo

Su función principal es la capacidad que tiene para retrasar el colapso del edificio permitiendo así aguantar hasta la evacuación de los huéspedes. 

Características:

  • Facilidad de instalación
  • Alta resistencia a la humedad y la compresión
  • Muy alta resistencia a la putrefacción
  • Aspecto rugoso e uniforme

Este material es totalmente sostenible e inocuo para la salud de las personas. Su aplicación se realiza sobre la propia estructura principal del edificio. 

Mortero de Lana de roca

Tiene una función similar a la del mortero proyectado pero con características distintivas:

  1. Tiene capacidad de absorción térmica y acústica
  2. Su aplicación se realiza en la propia estructura arquitectónica. Es más limpia y estética

Al igual que en la proyección de mortero ignífugo, este material es totalmente sostenible e inocuo para la salud de las personas. 

Características:

  • La alta eficiencia térmica de la lana reduce el gasto de energía de refrigeración y calefacción.
  • Es un material transpirable que permite que la humedad salga del edificio reduciendo así el riesgo de formación de moho y bacterias dentro de la vivienda.
  • Su material más denso permite una absorción acústica ideal para alojamientos cercanos a carreteras o espacios de trabajo donde se busca minimizar el ruido.

Pintura intumescente

Este sistema de protección pasiva contra incendios en forma de pintura reacciona a la elevación de la temperatura generando una espuma carbonosa que aísla y mantiene fría la estructura (temporalmente) de las superficies donde se haya aplicado.  

Demostración de protección contra incendios con pintura intumescente
Reacción de la pintura intumescente al fuego

Tipos de recubrimiento:

· Pintura intumescente base de agua: Para micrajes bajos y medios. Especialmente eficaz para empresas y edificaciones con personal trabajando ya que estas pinturas carecen de olores y vapores molestos.

· Pintura intumescente base disolvente: Para micrajes muy altos. Se aplica en superficies y edificaciones donde no haya personal (mientras se realiza la aplicación), ya que estas pinturas desprenden vapores y olores molestos.

Su aplicación suele realizarse generalmente en vigas y pilares de acero a los que se les puede dar un acabado estético. 

Franjas cortafuegos

Sistemas de protección contra incendios utilizados para evitar la propagación de las llamas entre edificios o naves industriales separados por una pared o muro.

Estas franjas están formadas por una estructura autoportante y pueden estar ancladas a la estructura de la cubierta o la pared que separa los sectores de incendio o las naves.

Sistemas de sectorización y cuartos de riesgo especial

La sectorización de incendios consiste en localizar la conflagración en un punto concreto para evitar que el fuego y el humo se propaguen a gran velocidad por el resto del edificio.

Con ello se consigue facilitar las tareas de extinción del incendio, se logra que la mayor parte posible de la estructura del edificio quede intacta y permite un mejor acceso al área afectada y una evacuación más eficaz.

Normativa vigente en sistemas contra incendios

En el reglamento contra incendios existen dos documentos oficiales que regulan los trabajos de ignifugación y protección pasiva contra incendios según el tipo de uso del edificio:

Esta normativa se establece en el Documento Básico de Seguridad contra Incendios (DB-SI).

En esta se exige una resistencia estructural del edificio ante el fuego, a excepción de los establecimientos industriales.

Las construcciones afectadas por este reglamento son: edificios públicos, locales comerciales, hospitales, viviendas particulares y aparcamientos.  

Los requerimientos básicos del CTE son:

  • Disponer de los medios necesarios para una evacuación eficaz de los ocupantes 
  • Limitar el riesgo y propagación del fuego
  • Disponer de las instalaciones y el equipo adecuados para la detección y extinción de incendios
  • Asegurar la resistencia al fuego de los materiales y estructura principal durante el tiempo necesario
  • Facilitar la intervención de los bomberos

Para cumplir con esta normativa, desde Ribeplac recomendamos la instalación de materiales y mecanismos de compartimentación y la aplicación de sistemas de protección pasiva.

En esta normativa se establecen los parámetros y condiciones que debe reunir un edificio de uso industrial para la prevención de daños a sus ocupantes y a terceros.

Para cumplir con esta normativa, desde Ribeplac recomendamos el uso de sistemas de protección pasiva de protección estructural, colocación de franjas cortafuegos y uso de ignifugantes.

Recuerda que…

Es de vital importancia interpretar correctamente la normativa expuesta, así como usar tanto los materiales como la maquinaria adecuada para realizar tales obras.

Si quieres proteger tu vivienda o trabajo contra posibles incendios, sobre todo, asesórarte antes con profesionales del sector. 

En Ribeplac llevamos más de 30 años trabajando en el sector de la construcción y las reformas. Desde nuestras oficinas centrales de La Seu d’Urgell damos servicio a toda España, Andorra, Francia y Suiza. Ofrecemos a nuestros clientes la mejor atención personalizada, los más altos estándares de calidad en técnicas y materiales.

En conclusión, es nuestro mayor compromiso el dar al cliente nuestro mejor trabajo y satisfacción por la labor realizada. 

Ribeplac
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest