Atención al cliente

Lun - Vie 8:00 a 19:00h

Teléfono

+ 34 973 989 110

Email

info@ribeplac.com

Construcción necesaria para hacer más funcional una cocina

Las reformas integrales a día de hoy tienen que cumplir unos requisitos mínimos. La construcción tiene que estar al día y justificar la procedencia de sus materiales, así como los beneficios. En el diseño de interiores, cada vez se utilizan formas y estéticas más austeras. Si lo piensas bien, este sistema es perfecto para aportar la personalidad de cada momento. Por ejemplo, imagínate viviendo ahí dentro de 10 años. Una decoración sencilla y tradicional te permite gestionar tu estética e ir modificándola sin grandes cambios.

¿Por qué la construcción clásica sigue siendo importante para las reformas integrales?

Las construcciones pasan de moda porque son estilos caducos. Una reforma clásica te permite un juego mayor a largo plazo, porque puedes apostar por la austeridad decorativa o la sobrecarga de elementos con sencillos y baratos cambios. La reforma no clásica altera espacios tradicionales que estuvieron siempre separados. Estas construcciones arriesgadas y modernas de base no te permitirán hacer grandes cambios, a no ser que te enfrentes a otra obra completa en tu propiedad. Algo que, como sabes, no sucede frecuentemente.

Solo teniendo en cuenta esto, podemos decirte que una reforma clásica sin sobrecargas te va a permitir ir madurando tu estilo y estética. Mientras esto pasa, puedes ir instalando reflejos de tus gustos en cualquier espacio de la casa. Por ejemplo, cambiando el papel de pared, comprando mobiliario pequeño nuevo o adquiriendo una funda de sofá estampada. Si tienes gustos cambiantes o no sabes quién vivirá o para qué se usará ese espacio en el futuro y quieres ahorrar, evita reformas integrales radicales que no puedas disimular en el futuro cercano. Esto es, no juntes espacios tradicionalmente divididos como el salón y la cocina.

Nos referimos a cambios de estructura drásticos que pueden llevar a un cansancio en el día a día. Sin ir más lejos, está de moda hacer un espacio único de cocina, salón de estar y comedor. Este estilo tan americano y de estética abierta es precioso, si te gusta ese estilo, pero puede traer problemas a la larga. Por ejemplo, si vas a trabajar en casa o alguien en tu domicilio va a teletrabajar, si alguien echa la siesta o si los niños juegan haciendo mucho ruido. Además, está el inconveniente de los olores de la cocina.

Cuando la cocina no se puede cerrar, los olores pueden viajar desde el lugar de cocción hasta otros espacios más difíciles de limpiar. Solo necesitas pensar en el sofá y los cojines de este. Limpiar zonas acolchadas es difícil, sobre todo si se trata de vapores de la cocina e incluso de grasas. También puede resultarte costoso si, por ejemplo, la humedad de las labores propias de la cocina afectan a tus aparatos eléctricos, como la televisión, la videoconsola o cualquier otro dispositivo que tengas en la zona del salón.

En definitiva, las construcciones modernas ya se realizan en muchas ocasiones con un solo espacio grande para la zona de convivir o estar: viendo la tele, charlando, comiendo o cocinando. Nuestra recomendación es que no intentes imitar estos estilos arquitectónicos novedosos si te gusta aportar carácter y personalización cambiante a tu hogar.

Una reforma integral es un proceso que realizas pocas veces en la vida y la idea es que te sientas con total comodidad en tu propiedad. ¡Haz pequeños cambios sin riesgos! Con una estructura sin espacios muertos en las estancias, podrás almacenar más cosas y ocupar menos espacio de manera útil. Pero las separaciones te servirán para generar ambientes diferenciados con personalidad. ¡No abandones tu capacidad de innovar gracias a la variedad de espacios en tu propiedad!

Si quieres más ideas y consejos sobre construcción para reformas integrales, no dudes en contactar con nuestra empresa. ¡Te aportaremos sugerencias para el diseño de interiores de tu domicilio!

imagen

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest