Atención al cliente

Lun - Vie 8:00 a 19:00h

Teléfono

+ 34 973 989 110

Email

info@ribeplac.com

Colores y estados de ánimo en casa mediante la psicología del color

La construcción es un sector laboral que experimenta frecuentes cambios. El diseño de interiores es lo que más suele preocupar a las personas como tú. Sin embargo, las estructuras que albergan los espacios internos son las que permiten hacer de una vivienda, oficina o local comercial un lugar agradable. Por eso, tienes que enfrentarte cada ciertos años a reformas integrales. La psicología del color intenta, mediante la decoración, que te puedas sentir de mejor ánimo cuando estás viviendo o trabajando en un espacio.

¿Por qué es importante la reforma en un edificio?

Las reformas constructivas suelen hacerse a niveles parciales. Los espacios, por su parte, piden cada cierto tiempo una buena reforma integral. En las viviendas particulares, el desgaste es mínimo, pero los elementos exteriores pueden afectar a las paredes internas y al bienestar de las personas que las habitan. Si tienes humedades, probablemente no tengas un buen aislante en la fachada o en tus ventanas. Si tu suelo está desgastado, también perderás calor. A esto debes sumarle cuestiones estéticas.

A pesar de todas estas razones lógicas que te deberían llevar a preocuparte por la decoración de tu construcción, hay otro aspecto psicológico o emocional que también te apoya para hacerlo. La psicología del color es una forma de cambiar de estado de ánimo de forma inmediata gracias a los colores. El cambio cromático que experimentas cuando cambias de una estancia a otra y hay una variedad de color te afecta enormemente. Los efectos de los colores en las emociones pueden ser usados para sentirte mejor.

¿Qué colores puedes tener en cuenta en tus reformas integrales?

Las variedades cromáticas que decidas utilizar para la reforma de tu propiedad son múltiples. Obviamente, hay colores asociados a unas emociones en concreto. Sin embargo, las connotaciones personales que hayas adquirido a lo largo de tu vida van a determinar en muchas ocasiones cómo experimentas un color. Eso sí, las caracterizaciones de los colores más habituales y el sentimiento con el que se asocian son:

  • El amarillo con la alegría.
  • La esperanza con el verde.
  • El azul con la tranquilidad.
  • La pasión con el rojo.
  • La espiritualidad con el morado.

Si no te sientes identificado con estas parejas, no te preocupes. La simbología del color tiene unas razones para existir, pero en muchas personas es posible que haya variaciones.

Si las tienes en cuenta para la estética de tu propiedad con elementos grandes, debes tener en cuenta que no todo el mundo puede compartir tus apreciaciones. Si no vas a ser la única persona que habite o permanezca en esos espacios, procura integrar colores con simbologías cromáticas habituales o preguntar qué opinan de tu elección. Es probable que decidan que lo que has escogido es perfecto para el espacio. También has de tener en cuenta la incisión de luz natural, que podría variar tu apreciación de los colores.

Por norma general, estos cambios responden a un hecho o experiencia que hayas vivido. Lo mejor que puedes hacer para decorar tu hogar es pensar en lo que necesitas para cada espacio. Por ejemplo, relajación en la zona de estar, concentración en el espacio para el estudio y felicidad en el comedor. Puedes conseguirlo con pinturas, muebles, pequeños objetos de decoración, etc.

En definitiva, la construcción afecta a tus estados de ánimo. Si tienes capacidad de decisión sobre las obras que se llevan a cabo en un espacio, debes involucrarte parte intentar sentirte como en casa cuando las reformas finalicen. Recuerda que no son obras completas que se realicen todas las décadas ni mucho menos, pero elegir bien una empresa cuando te toca hacerlas puede ser tu mejor beneficio a largo plazo. Los colores a tu medida y los estilos que cuadren con tu gusto te harán sentirte mejor en casa.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest